martes, 21 de marzo de 2017

Trail "Mad River". Ensayo general.

Este pasado sábado 18 de marzo quedamos unos buenos cuantos amigos en el Bar de Francisco de Santa Ana para desayunar a las 9 de la mañana, convocados por José Antonio Ramos. Con objeto de hacer un ensayo general de la futura prueba Trail Mad River en la que se combina el descenso del barranco de la ribera de Santa Ana con la subida posterior por el muro hasta el pueblo. Unos veníamos de Sevilla, otros de Huelva, de Arroyomolinos de León otros y de Santa Ana los demás...
En el desayuno nos enteramos que al final éramos 11 los aventureros acuáticos, Luis no podía por problemas en su rodilla y Manolo por haber pasado una noche regular con fiebre...
Al final el equipo lo componían:
José Antonio Ramos, nuestro amigo Jara, ambos dos... almas máters de esta aventura, Vicky, Jara, nuestra alcaldesa de Arroyomolinos, su marido Eulalio, Olga, Carmen, Pepa, José, nuestro amigo y fotógrafo Diego Escobedo, un artista y no solo de la fotografía... y servidor de Vds.
Marchamos al edificio del colegio donde empezó la fiesta con el atrezzo... bañadores, neoprenos, cascos, petos, escarpines, botas, dorsales,..... y con ellos las primeras carcajadas... "ufffff... no entro en esta chaqueta...", "los pantalones grandes...", "menos mal que no están mojados..., sino cualquiera  se pone esto...".
Una vez todos uniformados, cogimos los petates y los botes estancos, subimos en la Pick up en la que nos llevaría nuestro amigo Alejandro, que vaya día que le dimos al pobre.... lo que viene siendo un santo varón, hasta donde iniciamos el descenso por el agua....
Ahí empezó la aventura, el primer contacto con el agua a las 11 de la mañana, hasta más allá de las cuatro y media que salimos... Pobre Alejandro que nos esperaba desde las dos y media... para recogernos.
Esas cinco horas largas estuvieron llenas de caídas, resbalones, culazos, arañones, toboganes, trepes, destrepes, cursos llanos, carreras, saltos,.... y muchas, muchas risas, anécdotas como la perdida de las suelas de las botas y caminar como los pastorcitos de Fátima en el caso de servidor, pero en el mejor de los ambientes montañeros....
Tras ver que tanto Vicky como José Antonio venían con bastones, los demás nos apañamos los garrotes que pudimos, para hacer más fácil el progreso por el cauce... A lo que algunos vinieron a denominar "el camino de Santiago por agua" un barranquismo algo rustico....
A la altura de la poza, bajo el Risco levante, fue digno de ver la cara de tres chicas senderistas, que al ver salir entre las rocas, por el agua, a uno tras otro de nosotros, no salían de su asombro... no estaba esto previsto en su agenda del día....
A la salida de la Ribera todos subimos en el coche cuando llegó Alejandro a recogernos, excepto Jara que tras ponerse las mallas y la camiseta del club tiró corriendo hacia Santa Ana por el muro. Un atleta y una muestra de pundonor. Qué máquina....
Un día único, una experiencia especial, una vivencia intensísima, un grupo increíble y una prueba que tiene que ser una realidad para el próximo año, como la primera prueba de estas características en nuestro país.
Nos vemos en las montañas y.... en los Barrancos....


































video
video
video

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario