jueves, 20 de octubre de 2016

ULTRAIL LA COVATILLA 2016, BEJAR 15-16 OCTUBRE

El pasado viernes, salia de Aracena con mi familia camino de Bejar (Salamanca). Allí se disputaba al día siguiente, un nuevo Ultra Trail, con muy buena pinta, por varias razones.
La primera, el organizador de la misma es Miguel Ángel Heras, uno de nuestros mayores valores del trail runing nacional e internacional, victorias en Transvulcania, Ultra Pirineu y podiums en UTMB lo avalan. 
Pero si por algo destaca  Miguel, no es precisamente por su palmares, aunque este sea inmejorable, es  su humildad y sencillez lo que lo hacen grande muy grande. Pues bien estos mismos valores fueron los predominantes en el ambiente de esta carrera. Su organización y voluntarios derramaron a cada minuto muestras de estas dos cualidades. E hizo ver al corredor que para organizar una  gran carrera no hacen falta grandes parafernalias, si no ganas de hacer las cosas bien y tratar a los corredores con mimo y darle lo que necesitan.


La segunda razón por la que a priori esta carrera no podía defraudar, es sin duda el marco por el que transcurría. La Sierra de Bejar y el Valle del Ambroz, y para mas inri en otoño.
Con ingredientes como: Arroyo Malíllo, Paso del Diablo, cumbre del Torreón, Castañares del Ambroz, Barrio Judío de Hervas, Calzada romana de Baños de Monte Mayor al Puerto. 

80Km no es una distancia que llame la atención, a quien estamos acostumbrados (un poco locos la verdad) a escuchar barbaridades como 100 millas y cosas así. Pero si a esto le sumamos casi 10000m de desnivel acumulado, concretamente 4700+ y otros tantos negativos, la cosa ya va cogiendo color. Y si además 35 de los 80Km discurren en alta montaña y 15 a mas de 2000m de altitud, la cosa ya promete.


 A eso de las 7 y pocos minutos de la mañana, partíamos de la Plaza de la Corredera de Bejar, con una temperatura gélida muy cercana a los 0 grados. Y un viento fino que se clavaba como cristales. Pero no había motivos para la alarma. Con el recorrido que nos había preparado Miguel, pronto entraríamos en calor. 
En cuanto salimos de la población y abandonamos el asfalto, entramos en un sendero a través de un bosque, y comenzamos a ascender sin descanso desde los 900m a los 2300m, pasando por la población de Candelario, Pico del Águila y la estación de esquí La Covatilla, para finalmente alcanzar  la cuerda de la Sierra, donde las piernas pudieron descansar unos 4 o 5 Km en falso llano, antes de empezar el descenso hacia la Laguna del Trampal. 
El descenso hasta dicha laguna es bastante técnico y se hizo bastante pesado para las rodillas. Una vez en la laguna, continuamos descendiendo hasta la Central de  Solana, el sendero era técnico pero dio un poco de respiro a las rodillas que ya empezaban a quejarse.
Una vez en la Central de Solana, donde había un avituallamiento, comí y bebí y comencé  quizás la ascensión mas dura de la prueba a través del pedregoso y técnico Arroyo Malillo, pasando por la Laguna del Duque y con final en el Collado de Talamanca. La ascensión se  hizo bastante larga por el desnivel, pero bastante entretenida por lo técnico del recorrido y alguna que otra trepada de unas decenas de metros.




 Una vez en la Collado de Talamanca, sientes una estraña sensación. Por un lado euforia de haber terminado un enorme ascenso y por otro un cansancio enorme en las piernas, como si llevaras 80 o 90km en las piernas. Cuando tan solo llevas 32Km pero casi 3000m de desnivel positivo. La verdad que hay que gestionar muy bien la mente para no pensar en dejarlo.
 Desde este punto, seguimos unos metro la cuerda de cumbres, para llegar al simpático Paso del diablo, el cual lo descendimos con la ayuda de la cadena, y tras unos metros de leve ascenso llegamos a la Cumbre del Torreón, techo de Extremadura y punto mas alto de la Sierra. 
Aquí comenzamos un descenso largo y variado que nos llevaría al punto mas bajo de la prueba, situado en la población cacereña de Hervas. El descenso al principio es duro por el gran desnivel a descender y a los muchos escalones de granito que hay que superar. Pero al mismo tiempo el paisaje es precioso, lleno de meandros y lagunillos, donde los fotógrafos hicieron las delicias.



 Posteriormente el sendero se hace boscoso y se afronta una pequeña subida al Cancho de la Muela. De aquí ya hasta Hervas el terreno se hace mas agradable por ser menos técnico y por los lugares de ensueño por el que transcurre. Una calzada romana nos desemboca en el barrio Judío de Hervas.
 En Hervas estaba el avituallamiento mas completo de la prueba donde uno puede tomar algo caliente y cambiar algo de ropa. A este punto tengo que reconocer que llegue un poco bajo de motivación y bastante cascado físicamente, con fantasmas por mi cabeza que me decían móntate en el coche con tu hija y vete a darte una ducha calentita en el apartamento. Pero saque los bastones de la mochila espante los fantasmas. Y comencé un nuevo ascenso hasta la población de La Garganta. La cual se  hizo bastante pesado la verdad, pero la moral venia en aumento y empezaba a notar esa fuerza que me viene en las segundas partes. En el avituallamiento de La Garganta comí algo de salado y bebí unos sorbos de coca cola y me dieron la vida. Me puse la ropa de noche y el frontal y baje hasta Baños de Montemayor bastante bien.
 En Baños de Montemayor, comenzaba la ultima y larga ascensión que tras superar 900m positivos me situaría en Peña Negra, pasando por la localidad de Puerto de Bejar, lugar en el que es realmente cuando la ascensión se pone dura. Me habían metió tanto miedo con esta subida que hasta se me hizo corta. En el Puerto volví a comer salado y a beber coca cola, eso junto al animo de los voluntarios que se portaron en todo momento de 10, ascendí con alegría los últimos 4 Km de desnivel positivo.
 Una vez en Peña negra donde estaba el ultimo avituallamiento, solo había que dejarse caer 6km en descenso. Por suerte las fuerzas acompañaban y en poco mas de 30 minutos, estaba en la meta, haciendome esta foto con mi hija Nicole y Depa.


Como balance de la prueba 16:30h y posición 51 de la general. Y lo mas importante, muy contento por lo vivido y sentido en  en esta prueba junto a su organización y sus voluntarios. Sin lugar a dudas  ULTRAIL LA COVATILLA dará mucho que hablar en los próximos años, y yo podre presumir de participar en su primera edición............ ese es mi premio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario