miércoles, 2 de abril de 2014

EXPEDICION “JEBEL TOUBKAL” 2014

El pasado lunes día 24 de marzo, comenzaba nuestra aventura, en el aeropuerto San Pablo de Sevilla. Allí habíamos quedado 2 Trepamundo (Rafa Moya y Jorge Canterla) y 2 Noveno Grado (Jaime Chávez y Mario Pousada). Nuestro destino era Marrakech (Marruecos).

Para intentar coronar las cumbres del Jbel Toubkal y el Toubkal Oeste.

Aterrizamos en la capital marroquí a eso de las 10 de la noche, hora local, una menos que en España. Donde nos esperaba Rafa, amigo de Jara, el cual nos introdujo en el país de una forma exquisita. Nos llevo en su todo terreno hasta el pueblo bereber de Imlil (1740m), donde llegamos a eso de las 11 de la noche. 

Las calles estaban desiertas, había poquísima luz y parecía que fueran altas horas de la madrugada. 

Aeropuerto Menara (Marrakech)

Como pudimos con la ayuda de Rafa y los frontales buscamos el albergue “Iminouassif”, donde a esas horas, ya, no nos esperaban. Nos instalamos en nuestra habitación, para descansar. 

Al día siguiente martes 25 de marzo, nos levantamos desayunamos y nos pusimos en marcha a eso de las 8h, junto con nuestro porteador Ibrahim el cual nos transporto con una mula el grueso de nuestro equipaje hasta el refugio.

Imlil

En la aproximación hasta el refugio Le Mouflons (3207m), hay que superar un desnivel de unos 1450 m, en 12 km aproximadamente, por lo que no se hace demasiado pesado. Contando que no llevamos peso claro. 

El valle del río Assif n´lssougouane por el que ascendemos es una travesía que nos acerca a las poblaciones de Aremd (1875 m) y Sidi Chamharouch (2326m) en esta última podemos observar una piedra sagrada junto a una mezquita. La gran roca pintada deja espacio bajo ella para una gruta en la que pernoctó Sidi Chamharouch y que se ha completado con un recinto de paredes ortogonales que completa el espacio construido. Al lado de la gruta una fuente sagrada, con una pequeña bañera en la que se recoge el agua dentro de dos pequeñas habitaciones que los peregrinos usan para lavarse abandonando las ropas con las que se bañan para librarse mejor de los males que han venido a quitarse.

Según cuenta la leyenda Sidi Chamharouch, es el rey de los genios, teniendo la apariencia de perro negro por el día y de humano por la noche.

La ascensión por el valle fue muy entretenida y una gozada para la vista y los sentidos. Ya que además de alegrar la vista, pudimos degustar exquisitos zumos de naranja que nos van ofreciendo en diferentes chiringuitos que se encuentran en el camino.

Uno de los garitos en el cual hicimos una parada para degustar un exquisito zumo de naranja.

Después de cuatro horas de ascensión, a eso de las 12h, llegamos al refugio “Le Mouflons”,

Donde nos recibieron de maravilla con un te calentito. El resto de la tarde la pasamos descansando y cargando las pilas para las jornadas siguientes.

Sidi Chamharouch

El miércoles día 26 de marzo, nos levantamos temprano, desayunamos y salimos del refugio a eso de las 7,30h. La jornada la dedicamos a aclimatar un poco. Remontamos hacia los collados de Tizi Ouanoums (3664m) y Tizi n´Ougane (3800m)

Al medio día retornamos hacia el refugio donde nos sirvieron unos sabrosos espaguetis, servidos por el inigualable camarero Hasif y cocinados por el chef Ibrahim.

El resto de la tarde la pasamos descansando en el refugio al calor de la lumbre.

El jueves día 26, fue el día clave en nuestra expedición, fue el día de ascenso a las cumbres del Jbel Toubkal (4167m) y Toubkal Oeste (4030m).

Como el día anterior nos levantamos temprano, desayunamos a las 6,15 para partir del refugio a eso de las 7,20h.

Pequeña cascada que encuentras poco después de salir del refugio, antes de comenzar la ascensión por Ikhibi Sur.

La ascensión normal por Ikhibi sur no presenta dificultades técnicas, hay que remontar una pala de unos 900m de desnivel, hasta el collado del Toubkal, punto del cual se atacan las dos cumbres que nos marcamos como objetivo Jbel Toubkal y Toubkal Oeste.

Remontando hacia el collado del Toubkal por Ikhibi Sur.

Poco a poco vamos remontando, para a eso de las 9.30h llegar al Collado (Tizi Toubkal 3971m). En dicho lugar hicimos una paradita para reponer fuerzas, antes de atacar a la cumbre del Jbel Toubkal.


 En el Tizi Toubkal, reponiendo fuerzas para atacar a la cumbre.

Tras unos minutos de descanso, nos pusimos en marcha. Y en unos cuarenta minutos llegamos a la cumbre del Jbel Toubkal, concretamente a las 10,27h. Donde celebramos la cumbre con un apetitoso bocadillo de jamón ibérico.

Cumbre del Jbel Toubkal 4167m, techo de Marruecos y África del Norte.

Tras un largo rato en la cumbre, disfrutando de las vistas y saboreando el bocata de jamón, nos pusimos en marcha para descender hacia el collado, desde donde atacamos la segunda cumbre del día el Toubkal Oeste 4030m.

Rafa Moya y Jorge Canterla en la cumbre del Toubkal Oeste.

Tras conseguir la segunda cumbre, descendimos de nuevo por Ikhibi Sur en busca del refugio, donde nos esperaba un te calentito para brindar por los sueños cumplidos. Llegamos al refugio tras 7 horas de actividad a esa de las 14h.

El viernes día 25 de marzo, partimos del refugio sobre las 8,42h para bajar a Imlil donde cogeríamos un taxi que nuestro mulero Ibrahim nos proporciono para regresar a Marrakech. La bajada por el valle aunque el tiempo estaba cambiando y entraba una borrasca, fue una delicia mayor aun que la subida dada la alegría de tener los deberes hechos.

Nuestro mulero Ibrahim, alegre como una mosca ante un pastel de una boda, a veces las personas no necesitan mucho para ser felices.

La tarde del viernes 25 y el sábado 26, los pasamos en la capital Marroquí, donde visitamos los principales puntos de interés como la Kutubia, el Zoco, la Medina, el jardín de la Menara, las Tenerías o la Plaza de Yamaa el Fna. 

Ciudad totalmente recomendable para su visita turística, la cual cambia totalmente del día a la noche.

Y esto es todo amigos, espero que les haya gustado, este breve relato de nuestras aventuras por el Atlas Marroquí.

Hasta la Próxima Trepamundos - crónica Jorge Canterla

No hay comentarios:

Publicar un comentario